Abraham Dios prueba el amor (Génesis 22:24)






Una noche, Dios le dió a Abraham una orden extraña, era una prueba para ver si Abraham amaba a su hijo Isaac más que a Dios “lleva a tu hijo Isaac y ofrécele como un sacrificio” le ordenó Dios. Esto era difícil para Abraham, él amaba mucho a su hijo. Pero Abraham había aprendido a confiar en Dios aún cuando no entendía. El próximo día a la mañana salió para ir a la montaña de sacrificio con Isaac y dos sirvientes, antes de salir, Abraham cortópedazos de madera para hacer un fuego para el sacrificio. Abraham planeada obedecer a Dios, tres días más tarde se acercaron a la montaña. “Quédense acá” Abraham les dijo a sus sirvientes. “Nosotros iremos y adoraremos y volveremos a ustedes”

Isaac cargo la madera, Abraham llevó el fuego y un cuchillo, Isaac pregunto ¿Adonde está el cordero para el sacrificio?, “Dios se proveerá de cordero” respondió Abraham, los dos vinieron al lugar exacto escogido por Dios.

Allí, Abraham construyó un altar y puso la madera para quemar el sacrificio ante Dios. Abraham ató a Isaac a su hijo amado sobre el altar y cuando se disponia al sacrificio de su hijo, aunque su corazón se partía, pero Abraham sa- bía que tenía que obedecer a Dios.

“ALTO” grito el ángel del Dios “Ahora sabe Dios que le temes, no has desobedecido” y viendo un cordero en los arbustos, el ángel le dijo que le sacrificara en lugar de Isaac y mientras que Abraham e Isaac adoraban a Dios.

El ángel de Dios le habló a Abraham “En tu descendencia serán todas las naciones bendecidas por que tu obedeciste” y algún día cientos de años después Jesús sería nacido a través de los descendientes de Abraham.










Archivo

Formulario de contacto

Enviar