12 de abril - Fe probada - 365 Vivencias de Jóvenes como tú - 2018




12 de abril

Fe probada

«Mas Jehová está conmigo como un poderoso f4iaanre».
Jeremías 20: 11, RV95


e URSABA EL ÚLTIMO SEMESTRE de la universidad. Inicialmente soi\aba con
estudiar en alguna institución adventista, pero no contaba con los recursos

para costear los gastos. Mi padre también pagaba los estudios universita-
rios de mi hermana mayor, así que tuve que asistir a la universidad pública. Duran-
te los cuatro años que cursé la universidad pública enfrenté situaciones difíciles que

pusieron mi fe a prueba.

Como requisito para presentar el examen profe ional y titularme de la licen-
cian1ra en educación especial debía presentar un examen previo para evaluar mis

conocimientos en el uso del lenguaje de señas mexicano para personas sordas. Para
ello iban a venir intérpretes certificados de la ciudad de México y eso lo hacía más

importante. Aún no sabía la fecha exacta del examen, por lo tanto me preparé ar-
duamente; días antes nos notificaron qu sería el sábado a las nueve de la mañana.

Cuando escuché el día y la hora dije: «No iré al examen». Mis compañeros
y amigos trataron de convencerme, aunque ya sabían mis motivos. Oré al Señor y
llegó a mi mente el versículo de hoy, Jeremías 20: 11 : «Mas Jehová está conmigo
como un poderoso gigante». Me levanté de mis rodillas con la seguridad de que
ese G igante estaba conmigo.
Un día antes del examen fui a comprar el uniforme requerido, aun sin ninguna
intención de asistir. Ese sábado me levanté y fui a la iglesia como siempre, mientras
oraba para que Dios me ayudara con mi problema. Cuando terminó el culto sonó
mi celular, era mi mejor amiga y pensé que era para insistirme que fuera a la escuela,
así que no contesté. Cuando me llamó la segunda vez contesté y para mi sorpresa,
me decía que mis compañeros habían abogado por mí y otros dos jóvenes de mi
clase que permanecimos fieles. Así que el evaluador había decidido examinarnos ese
mismo sábado a las seis de la tarde.
Al escuchar esas palabras lloré y alabé al Señor, comprendí la hermosa promesa
que ningún gigante terrenal puede contra los hijos de Dios que permanecen fieles a

él. Me gradué en el 2011 y actualmente cumplo· mi sueño de estudiar, no la licencia-
tura, sino un posgrado en la Universidad Adventista de Linda Vista.

Comentarios

¡Le invitamos a compartir sus ideas con nosotros en los comentarios!

Archivo

Formulario de contacto

Enviar