El fin de la ley es Cristo



El fin de la ley es Cristo. 


Romanos 10:4 "Porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree".

"Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe". Efesios 2:8,9 

"Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley". 1 Juan 3:4

"¿Qué, pues? ¿Pecaremos, porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? En ninguna manera". Romanos 6:15

"Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase; mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia;" Romanos 5:20

"Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos". Hechos 4:12

"¿Luego la ley es contraria a las promesas de Dios? En ninguna manera; porque si la ley dada pudiera vivificar, la justicia fuera verdaderamente por la ley... Pero antes que viniese la fe, estábamos confinados bajo la ley, encerrados para aquella fe que iba a ser revelada. De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe". Galátas 3:21,23,24.

Archivo

Formulario de contacto

Enviar